Un extracto de mi reseña. Al completo en:

http://www.masteatro.com/critica-caballero-olmedo-lope-vega/

” … Lope nos va a hablar de Amor con mayúsculas, de cómo se castigan las malas artespara conquistar y ser conquistado, de la envidia y de los celos, de los lances y, cómo no, de  honor y de honra, pues apelando a él sin perder un segundo, así comienza el Fénix su obra. Dentro de los cánones que la época manda, y, si me lo permiten, aprieta y encorseta, el montaje, austero y conciso, queda dentro de lo ortodoxo salvo por algún ribete que enlaza con nuestro presente como espectador tales como la guitarra, ora romántica, ora rockera, guiños a nuestra España cañí, como el tarareo y baile simpático de Tello con su amo (acercamientos, vínculos -siempre de agradecer- con nuestra cotidianidad) y una rotura de la cuarta pared y la típica invasión del patio de butacas. Como apunto arriba, ortodoxia, verso limpio y claro, despojado de entorpecimientos y retóricas, a veces insalvable y nada que sorprenda o que se recuerde de dicha apuesta… ”