Un extracto de mi reseña para masteatro.com. La podéis leer al completo en el siguiente link:

” … Hay una tundra insalvable en el recorrido, ya sea largo o corto, que a veces, por causas desconocidas, aparece en una relación: el momento preciso en el que una de las dos partes comienza a mendigar. Caminar sobre este terreno árido e infinito no es caminar, porque si obedecemos al poeta, el camino así no se hace: es deambular, dar tumbos al borde del síncope, a la espera de que una mano pueda socorrerte cuando se sabe, aunque se niegue, que nunca va a acudir, precisamente porque está sucediendo el acto marchito de mendigar, y ése es el ocaso de la relación y el comienzo de una cruzada de antemano perdida…”.

Crítica de “Cinco horas con Mario” de Miguel Delibes