El gusto de informaros que ya ha visto la luz la nueva colección publicada por la AAT y la editorial Antígona donde se encuentra mi monólogo “De vez en cuando, un tren”. Os dejo un fragmento para ir abriendo el apetito. Pronto en librerías Yorick y ConTarima (Madrid) y Caótica (Sevilla).

“… me gustan los trenes porque con ellos tú eliges a donde quieres ir. No como la vida, que me está llevando por donde yo no quiero. Mi profe me lo dice, Fabio, llevas una semana sin venir, y cuando vienes, la lías, chaval. Pero me lo dice gritando, pero en el instituto no tiemblo, pero ellos sí, cuando me ven entrar. Y a mí eso me hace mucha gracia. A mi abuela no tanto. A veces ella se ríe cuando se lo cuento y dice que va a ir y que la va a liar también si no me dejan tranquilo. Mi director la teme, pero sé que antes o después mi abuela va a perder la partida. La gente como nosotros siempre pierde la partida. Por muchas trampas que hagamos, la ratonera está ahí, y como tenemos hambre, zas, caemos, y nos las dan toas juntas… “.