Me complace comunicaros que el próximo sábado estaré acompañando a mi amigo Miguel Ángel Jiménez Aguilar, profesor y dramaturgo, en Madrid. Un servidor presentará el acto, así que os invito a que asistáis para comprobar la importancia que hoy en día conlleva el “teatro documento”, pues su obra Preferentes se encuadra en esta tendencia que a su vez la representan, estudian y fomentan, entre otros, Juan Mayorga, José Luis Gómez o producciones tales como las del Teatro del Barrio. En el acto, se contará asimismo con la presencia inestimable del director de teatro, Denis Rafter.

   Al principio de este invierno era Miguel Ángel quien me acompañaba en la presentación de mi último libro, dado que él había prologado una de mis obras, Misericordia. El próximo sábado volveremos a estar en el mismo sitio en esto que yo llamo “la necesaria correspondencia y ética entre autores”, hoy en desuso, y que, insisto, se debería constituir como una obligación en aras de la creatividad y de la concordia, puesto que sólo con la devolución constante y fiel entre creadores y el respeto por el material del prójimo, podremos constituir un mensaje dramático duradero, firme, y,  como fruto de esta ligazón que defiendo, intocable.