Decir sólo que vi la película por accidente y la cinta pesaba demasiado sobre mí. Aplaudo las interpretaciones tanto de Grao como de Serrano, pero en el texto eché en falta el corazón de Alan, su tormento, más que su máquina. Acudan al teatro y moldeen su propia opinión, siempre, mis palabras son sólo mías.

Le dejo un fragmento. Al completo, en el link de www.masteatro.com.

” … caprichoso como siempre se comporta el azar, llegó a mis manos hace no mucho, Breaking the code,la película basada en la vida de este ser desdichado, de este sufridor, un genio hambriento de amor llamado Alan Turing,  He de advertir que nunca leo otras reseñas, ni siquiera el programa de mano. Tampoco visiono material relacionado con la pieza, como su dossier de prensa, biografía del autor o curricula del reparto. Quizá se me tache de frívolo al manifestar todo este proceder abiertamente, pero yo soy de los que prefieren asistir a cualquier función cuanto más virgen, mejor. Será porque no me considero crítico al uso, como ya he matizado en otras ocasiones, sino espectador con otras lentes y otros intereses: aprender y disfrutar. Por este orden… “.

Crítica de «La máquina de Turing» de Benoit Solès